Seleccionar página

Manual de identidad corporativa: partes básicas

Actualmente en un manual de identidad corporativa se pueden encontrar todo tipo de detalles, lo cual es de agradecer, ya que sin duda la tarea de implantación se facilita notablemente, pero de forma básica un manual de identidad corporativa se puede dividir en tres partes.

  1. Una breve memoria explicando los objetivos que el manual pretende cubrir y los fundamentos sobre las soluciones planteadas, colores, signos, etc. será la primera parte que hemos de plasmar.
  2. En la segunda parte se han de identificar los elementos básicos del sistema de identidad:
    1. Nombre de la marca, tipografías utilizadas, alfabetos compatibles, estilos y tamaños de aplicación.
    2. Colores, con muestras y sus respectivos códigos en los sistemas más habituales (Pantone, RGB, CMYK, RAL, etc.).
    3. Logotipo y signo gráfico con muestras en positivo y negativo, factores de encaje, transformaciones permitidas y las que no.
  3. Las aplicaciones sería la tercera parte, es decir, como se ha de disponer el logotipo, símbolo, colores, etc. sobre diferentes soportes que sean previsibles de antemano su fabricación, por ejemplo los elementos de papelería, embalajes, vehículos, publicidad o elementos de merchandising.

Muchas veces el manual de identidad corporativa es infravalorado, pero sin duda es un elemento de importancia capital entre la empresa a la que representa y los diseñadores que trabajen para ella.