Seleccionar página

La perspectivaLa realidad tiene tres dimensiones (alto, ancho y profundo), pero un cuadro, un papel, un monitor de ordenador, una tablet, o un televisor, sólo tiene dos dimensiones (alto y ancho), así que para representar la realidad tridimensional en un objeto bidimensional, esta claro que se nos presenta un problema.

Pero… ¿cómo conseguimos dar la ilusión de profundidad en el objeto bidimensional? La respuesta es la perspectiva que, traviesamente, engaña a nuestro sentido de la vista. La perspectiva recrea la profundidad y la posición relativa de los objetos comunes, simulando profundidad y efectos de reducción, esto, al observador, le ayuda a determinar la profundidad y la situación de los objetos a distintas distancias.

Nuestros ojos no son infalibles, y es más bien fácil distraerlos y hacerles ver efectos engañosos. La perspectiva es por tanto un fraude a nuestra vista, es una falsa apariencia, una trampa en la que caemos y en la que resulta engañada nuestra vista.

¿Y esto como se hace? Pues utilizando algunas técnicas que han venido perfeccionándose desde la antigüedad:

  • Perspectiva lineal. Se estructura como si mirásemos desde dentro de la base de una pirámide, viendo así, al fondo, un punto de fuga imaginario sobre el que convergen una serie de líneas de fuga, a veces imaginarias y a veces reales (suelos, techos, personajes, etc.).
  • Perspectiva de tamaño. Según aumenta la distancia al objeto, va disminuyendo la nitidez, haciéndose borrosos y desdibujados los contornos.
  • Perspectiva de color. Cuanto más lejos se representa un objeto, más tenues son sus colores.

Además de estas tres técnicas generales, existen otros recursos que ayudan a subrayar la tridimensionalidad, por ejemplo:

  • La perspectiva caballera, o punto de vista alto, aumenta el campo visual y por tanto la sensación de profundidad.
  • La alternancia de planos iluminados y planos en penumbra.
  • Un fondo infinito e ilimitado.
  • Disminución progresiva del tamaño de los objetos según se alejan del espectador.

En el siguiente video podrás ver el uso de algunas de estás técnicas y cuan traviesa es la perspectiva.

¿Qué te ha parecido? ¿Tienes algún aporte extra?