Seleccionar página

Breve guía para imprimir en 3D

Las impresoras a las cuales llamamos normales imprimen utilizando tinta, si es del tipo inkjet, o bien utilizando tóner, si son del tipo láser. Pero… ¿y las impresoras 3D cómo imprimen? Pues aquí esta breve introducción a la impresión en 3D.

Veamos, las impresoras 3D de hoy día puede utilizar una amplia gama de materiales, como plásticos, resinas, metales, cerámica, líquidos y mucho más. Sin embargo, cuando hablamos de la clase de impresoras 3D que un humano de andar por casa se puede permitir comprar sin arruinarse, estas imprimen los objetos principalmente utilizando los siguientes plásticos:

Plástico ABS

Con el plástico ABS se pueden crear modelos 3D y prototipos con dimensiones precisas. Este tipo de plástico es uno de los más baratos del mercado, así como uno de los favoritos entre la gente que hace sus pinitos en la impresión en 3D, ya que es un material fuerte y resistente tanto a los impactos como al calor.

Sin embargo uno de los problemas de la impresión en 3D con plástico ABS es que tras una larga exposición a la luz solar el modelo puede deteriorarse, así como también puede reducir su tamaño hasta un 1 % después de que el modelo se enfríe.

Plástico PLA

Dentro de la impresión con plástico, el hacerlo con PLA es la solución más ecológica, ya que este plástico es biodegradable y de baja toxicidad. Otro de sus puntos a favor frente al ABS es que su deformación es menor y la unión entre las capas es más resistente, obteniendo mejores resultados para prototipos y piezas móviles.

El plástico PLA al ser calentado no emite humo, pero si un ligero olor. También puede ser lijado y pintado con pintura acrílica.

Plástico PVA

El plástico PVA es un tipo especial de plástico, y por tanto no es muy barato, que es soluble en agua. Este material es vital para crear impresiones complejas que sólo se pueden lograr mediante la impresión de una estructura de apoyo para sostener las capas superiores. El objeto final simplemente se deja en agua hasta que el PVA ha desaparecido por completo, liberando así el objeto de la estructura soporte.

Una gran desventaja al usar el plástico PVA es que la humedad del ambiente le afecta y lo deteriora en gran manera en un corto espacio de tiempo.

De todas formas la tecnología de impresión en tres dimensiones está en plena ebullición, y casi cada día aparecen nuevas noticias, materiales, métodos, fabricantes, etc. por lo que tendremos que estar muy atentos a como va evolucionando este fascinante mundo.

Si te interesa la impresión en 3D, en el siguiente video obtendrás mayor información: