Seleccionar página

El estereotipo del diseño gráfico es que simplemente se trata de una actividad superficial cuyo objetivo es obtener un dibujo, una imagen, o un logotipo que quede muy bonito y ya esta. Además, la persona que lo realiza, el diseñador gráfico suele encajar también en el estereotipo de ser un friki que trabaja de forma casi semiinconsciente, y cuya mano la guían las musas de la creatividad y su inspiración. Sin embargo el diseño gráfico es mucho más que todo eso, y que el trabajo realizado se vea bonito es tan solo una parte del diseño, que no abarca la totalidad de su función y que como base tiene el tratamiento de la información, habiendo llegado en muchos casos a utilizarse como medio de expresión artística. Para conseguir transmitir y comunicar de forma visual y efectiva un mensaje, el diseñador debe conocer los diferentes recursos gráficos y técnicos disponibles y la influencia que los diferentes estilos artísticos han tenido y tienen sobre el diseño gráfico, así como usar la propia imaginación, la experiencia adquirida, el buen gusto personal y el sentido común necesario para combinarlo todo de forma correcta y adecuada.

Según la Wikipedia “el diseño también es una actividad técnica y creativa encaminada a idear un proyecto útil, funcional y estético…”. Por tanto, cuando hablamos del diseño tenemos que hacerlo desde un contexto de producción industrial y no artesanal, que si bien tienen relación, son formas diferentes de afrontar un mismo problema. En el mencionado contexto tenemos tres fases que han de estar coordinadas pero que se ejecutan de forma individual: La fase del proyecto, la fase de producción y la fase de distribución del elemento terminado. Tradicionalmente el diseñador posee conocimientos de las dos últimas fases, pero no participa directamente en ellas, dedicándose de forma exclusiva a la primera fase, la del proyecto, aunque cada vez es más habitual, gracias a los nuevos medios y a las necesidades de la producción, que si participe en la fase de producción.

La gente de Glantz Design realizó esta graciosa infografía en la que se mostraban algunos de los tópicos asociados a los diseñadores gráficos:

Anatomía de un diseñador gráfico.

Anatomía de un diseñador gráfico

En posteriores entradas iré desgranando de forma individual los elementos de los que el diseño gráfico se compone, se nutre y utiliza, y que podríamos dividir en:

  • La percepción (de los objetos, su color y profundidad) y su aplicación a la comunicación visual.
  • La imagen como elemento y modelo visual capaz de transmitir ideas y conceptos.
  • La estructura, que ordena y aporta claridad.
  • La luz, el color, y su importancia.
  • La tipografía y sus clasificaciones.
  • Los signos gráficos.

También dedicaré entradas a los llamados “tipos de diseño” (de identidad, de envases y embalajes, de tratamiento de la información, editorial…) y a otros elementos de este apasionante mundo.