Seleccionar página

Day 12. Working from home.

Si te dedicas al diseño, la maquetación, la fotografía o cualquier otra profesión creativa, seguro que en algún momento de tu vida profesional has trabajado o trabajarás desde casa, algo que puede convertirse en toda una bendición o en una locura, así que desde la experiencia de haber trabajado de este modo durante algún tiempo, hoy quiero compartir algunos consejos para trabajar desde casa que quizás puedan adaptarse a ti.

Crea tu propio espacio

Para trabajar desde casa el tener un espacio propio es fundamental, sobre todo si no vives solo y aún más si hay niños en casa. Si crees que poner el portátil en la cocina hace que esta se convierta automáticamente en un oficina estas equivocado, el resto de miembros de la casa no serán capaces de diferenciar el uso de la cocina al que están acostumbrados de uno nuevo.

Aprovéchate de “la nube”

Herramientas como Google DriveOneDrive o Dropbox junto con una buena conexión a internet pueden hacer mucho más sencillo el trabajo desde casa ya que tus proyectos estarán siempre disponibles para ti (en tus diversos dispositivos) y para tus clientes de forma casi inmediata en cualquier parte del mundo.

Otras herramientas como Hangouts o Skype, además de permitirte una comunicación directa con tus clientes, también te permitirán compartir el escritorio de tu equipo con ellos.

Se disciplinado pero trabaja cuando mejor te venga

Si necesitas o quieres trabajar cuando y donde quieras, el smartphone es el equipo más importante que cualquier profesional independiente debe tener ya que te va a permitir el acceso al correo electrónico y a todos tus archivos en la nube mientras estés en movimiento y en cualquier lugar, incluyendo desde tu propia casa.

Organízate y aprovecha herramientas como Google Calendar o Streak para Gmail que te ayudarán a estar siempre “al píe del cañón” con tus clientes, o Toggl para gestionar tu tiempo.

La recompensa para esta disciplina e inversión de tiempo y dinero es que puedes programar tu día tal y como lo necesites, compaginando lo profesional con lo personal.

No te vuelvas un ermitaño

Sal a la calle tanto como puedas, ya que una vez que has conseguido crearte una rutina de trabajo y vas teniendo éxito desde casa es demasiado fácil olvidar que hay beneficios reales del trabajo fuera de ella, así que trata de salir al menos una vez al día, aunque sea para comprar el pan.

Una buena idea es que hagas algo de ejercicio a primera hora de la mañana. Salir a correr o montar en bici te harán ser más activo y creativo durante todo el día.

Otra cosa buena que tiene el trabajar en una oficina es el contacto humano, el cual al trabajar desde casa pierdes, así que aprovecha y siempre que puedas reúnete con clientes, sal a comer con amigos y en general sal de casa y haz cosas distintas a estar pegado a tu pantalla.

Espero que si te vas a lanzar a este modelo de trabajo, o si ya lo estás haciendo, estos consejos para trabajar desde casa te sean de utilidad, y si tienes algunos consejos propios que desees compartir, estaré encantado de que los compartas en los comentarios.